Quinta de San Pedro Alejandrino

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Identificado desde las guerras de independencia con la causa patriota, Joaquín De Mier y Benítez brinda posada a El Libertador a su llegada a la ciudad de Santa Marta el 1 de diciembre de 1830, procedente del Puerto de Sabanilla (Atlántico), luego de navegar por el río Magdalena buscando el camino del exilio, al haber renunciado a la Presidencia de la Gran Colombia.

Hospedado inicialmente en la Casa de la Aduana (antigua Casa del Consulado español), el 6 de diciembre –a instancia de Joaquín De Mier y del Dr. Alejandro Prosper Reverend- Bolívar es trasladado en berlina a la Quinta de San Pedro Alejandrino. Los cuatro primeros días Bolívar recorre toda la hacienda, después cae en cama y no sale nunca más de su habitación.

Desde este recinto de gruesos muros, sombreado por los ramajes de árboles centenarios, El Libertador envía a las recién creadas naciones de América, un mensaje generoso de libertad, unión y fraternidad.

En la actualidad la Quinta de San Pedro Alejandrino conserva las características y valores arquitectónicos y paisajísticos de sus inicios, así como elementos auténticos de interés histórico y ambiental; parte del mobiliario de la época y algunos objetos que originalmente pertenecieron a la familia De Mier se siguen conservando.
[/block]

NUESTROS ALIADOS

cember makinasi cember makinasi plastik cember polyester cember polyester cember plastik cember cember makinasi